Las Gulas y el Surimi en la Dieta Disociada

Gulas  y Surimi, No compatibles en la Dieta Disociada.
Gulas y Surimi, No compatibles en la Dieta Disociada.

Las Gulas y el Surimi en la Dieta Disociada NO son compatibles, elegiríamos la angula natural o el cangrejo, pero no estos productos elaborados por sucedáneos.

El surimi está elaborado con: Filetes de pescado que se desmenuzan y se enjuagan repetidas veces hasta formar una pasta gelatinosa, que se mezcla con aditivos tales como almidón, clara de huevo, sal, aceite vegetal, sorbitol, azúcar, proteínas de soja y otros condimentos.​ Una vez procesado, es empaquetado y congelado.

Las Gulas están elaboradas con: Proteína de pescado, agua, aceite de girasol, harina de trigo, cefalópodo (molusco), sal, proteína de soja, proteína vegetal, proteínas de leche, albúmina de huevo, aromas, potenciador del sabor (glutamato monosódico), estabilizante (goma xantana), corrector de la acidez (ácido láctico), tinta de cefalópodo (molusco) …

Revisando los ingredientes y mirando la Tabla de Alimentos Disociados de uno y de otro, verificamos que en las Gulas y el Surimi en la Dieta Disociada No Disocian sus ingredientes entre sí, por lo tanto No son compatibles con la Dieta Disociada.

Es más, no nos perdemos mucho dejando de consumirlos, se elaboran con restos de pescado y especies con poca salida comercial, lavado, al que añaden saborizantes, aditivos y almidones. Tienen un alto contenido en sal

En la Dieta Disociada es importante comer alimentos naturales y de elaboración propia, al menos que sean compatibles con nuestra Dieta.

En productos envasados tenemos muchas alternativas, fijándonos que sean envasados al natural, es decir, sin aceites ni salsas, podremos encontrar: atún, mejillones, caballa, berberechos, almejas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *